Mr. Beer

Esa primera vez…

Buenas birras amantes de la cerveza, ¿cómo están? En este volumen de SOY CERVECERO estaba pensando sobre qué podríamos hablar, la verdad que no se me ocurría gran cosa… Hoy en nuestro país nos toca vivir tiempos difíciles y eso por momentos mata la imaginación al escribir, pero por suerte existe ese elixir que todos amamos y disfrutamos tanto, que es la Cerveza. Es momento de tomar una o mejor dicho, varias, y encarar esta humilde y modesta editorial.

Espero que podamos compartir varias notas en donde toquemos temas a los que a todos nos interesa leer, ya sean técnicos o no, de todas formas el correo va a estar abierto a sugerencias. No soy el dueño de la verdad y todo lo que aquí se comparta, siempre será desarrollado con la única intención de poder entretener y sumar conocimientos y experiencias a los lectores de SOY CERVECERO. Así es que sean todos muy bienvenidos y gracias por su tiempo.

Hoy me gustaría hablar sobre esa primera cocción, gran primera experiencia de cocinar tu cerveza, veo que antes uno se preocupaba mucho en tratar de leer, de buscar esa información que era algo esquiva al no haber tantas redes sociales y dado que no estaba tan en auge el hacer tu propia cerveza, entonces uno terminaba aprendiendo mucho sobre este gran arte y todo eso antes de empezar a cocinar.

Hoy veo en distintos medios (ojo no lo tomen a mal, pero es una realidad) que cualquiera toma una olla y se larga a mezclar malta con agua dándole con todo para adelante, hasta ahí todo bien! Pero como la realidad social de nuestro país muchas veces nos juega una mala pasada, llega ese punto donde la osadía nos gana el espíritu y “nos largamos a vender” eso que está algo lejos de ser un producto alimenticio (entiendo que suena pedante, lo admito si), pero veo cada pregunta en grupos técnicos o de homebrewers, que cuestionan (“POR DIOS LEE UN POCO ANTES DE LARGARTE A HACER ESTO”) preguntas muy básicas, que hasta en el curso o texto más elemental te lo enseñan, encima esas preguntas las suben a dichos grupos y se hacen acreedores al más alto nivel de BULLYING, si amigos como lo ven bullying cervecero, existe y es una realidad que nos aqueja.

Miramos los granos de malta, los olemos y en muchos casos hasta mordemos alguno, y tratamos de detectar a que sabe…

Pero volvamos a eso que nos atañe la primera cocción, ese momento donde tratamos de cubrir hasta el último detalle del proceso, proceso que nos lleva varios días preparar porque empezamos con la limpieza de los equipos e instrumentos, la revisión de todos los elementos que usaremos, sea como sea tu equipo grande chico profesional o amateur, vemos una y otra vez esa receta, esa que vamos a plasmar en nuestra futura cerveza! Miramos los granos de malta los olemos y en muchos casos hasta mordemos alguno que otro grano, y tratamos de detectar a que sabe. Luego viene el tema del agua, preparar el elemento que va a dar vida a nuestra cerveza, ojo, eso siempre y cuando tengamos los recaudos necesarios para que esto suceda, el agua así como nos puede ayudar y colaborar para obtener un gran producto final, puede darnos un golpe y echarnos a perder un largo y ansiado proceso que demora varios días.

Marcos Retobada
Cervecería La Retobada, Mendoza – Argentina
facebook.com/laretobadamza

0 comments on “Esa primera vez…Add yours →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Sushi TOP